Avalistas y avales, diferencias

 

 

 

 Hoy en Grupo Avanza ante los errores que comenten algunos clientes en la tramitación de préstamos rápidos creemos necesario escribir un artículo mostrando algunas de las diferencias entre los avalistas y los avales.

 La razón por la cual escribimos este articulo es porque vemos como hay clientes que se confunden a la hora de mencionar una de estas dos cosas, por ejemplo, cuando nosotros pedimos al cliente que aporte un aval en ocasiones en lugar de esto nos aporta algo que no se considera como tal, sino que es un avalista.

 La idea que perseguimos entonces es la de que los clientes conozcan las diferencias entre los avalistas y los avales siendo además algo necesario según el tipo de financiación que como cliente estés tramitando.

 

 Es necesario porque en Avanza tenemos préstamos con aval en donde el cliente aporta aval a la operación y por el contrario tenemos otros créditos que son tramitados sin aval en donde los avalistas si pueden ser aceptados.

 Y al igual que pasa en Grupo Avanza pasa en cualquier entidad. En los bancos también ocurre.

 Por tanto si no quieres perder un tiempo valioso haciendo la solicitud de préstamo en el sitio incorrecto debes de conocer lo que es cada cosa para entender que es lo que te pide la entidad financiera.

 ¿Qué es un aval?

 Cuando en la financiera se habla acerca de un aval esto lo que quiere decir es un bien aportado por el cliente el cual sirve como garantía frente al préstamo.

 Estamos hablando de bienes reales, es decir, inmuebles, vehículos, barcos, fondos de inversión, acciones….

 En ningún caso estamos hablando aquí de personas.

 Los avales por ejemplo son necesarios en la tramitación de la mayoría de préstamos de capital privado existentes en el mercado siendo estos un préstamo con aval en líneas generales.

 Solo algunas empresas como Grupo Avanza tienen algún que otro préstamo privado sin aval, no siendo por cierto lo habitual.

 En los bancos y entidades financieras tradicionales pasa lo mismo, cuando como cliente te piden un aval te están pidiendo que aportes algún bien que sirva como garantía.

 Por supuesto, este bien se ha de poder valorar a nivel económico.

 Tu como cliente no puedes aportar un bien e inventarte su valor pensando que las entidades lo aceptaran sin más pues esto es algo que no pasa ni en las hipotecas privadas ni bancarias.

 Por eso entre otras cosas por avales solo se aceptan poner como tal bienes que se puedan valorar fácilmente.

 Los inmuebles por ejemplo al haber tasadoras capaces de tasar las propiedades son el aval ideal en ese sentido, sobre todo cuando estamos hablando de solicitudes de préstamos de importes medios y grandes. Korean Beauty

 Los vehículos y barcos también son un buen tipo de aval aportado ya que también pueden ser valorados, en este caso a precio de mercado normalmente los vehículos y mediante perito las embarcaciones.

 A partir de aquí empiezan a haber otros avales los cuales aunque también pueden ser valorados es algo mucho más difícil de ahí que muchas financieras no los acepten como garantía.

 Las acciones son un buen ejemplo de esto que acabamos de decir.

 Si las acciones pertenecen a empresas del IBEX35 sí que es muy probable que sirvan como aval ya que pueden ser valoradas según el precio que aparece en la bolsa, por el contrario cuando se trata de acciones de empresas no cotizadas la cosa es muy diferente.

 Casi ningún banco acepta acciones de empresas que no coticen en el mercado de valores pues son difícilmente valorables, solo algunas financieras permiten este tipo de avales como garantía.

 ¿Qué hay de los otros avales como obras de arte, maquinaria…?

 Pues eso depende de cada entidad financiera, de normal este tipo de avales no son aceptados como garantía. Las únicas empresas que de hecho podrían aceptar dichas garantía serian aquellas que están especializadas en hacer préstamos sobre estos bienes.

 ¿Y los avalistas, que o quiénes son?

 Cuando la financiera habla de avalistas ya no está hablando de bienes que sirvan como garantía sino de personas que puedan servir como tal.

 También es considerada como una garantía para la entidad bancaria lo que pasa es que a diferencia del bien ( aval) tiene un mayor riesgo ya que la valoración depende de más cosas.

 Aquí lo que se valora del avalista no es solo si tiene o no ingresos demostrables, también se tiene en cuenta si esta en algún registro de morosidad, si tiene otros préstamos…en definitiva, hace el estudio de financiación también al avalista como si fuera a ser el titular del préstamo.

 En caso de que salga aprobado el avalista será normalmente aceptado como tal, si fuera denegado por el contrario no servirá.

 Los bancos son los primeros que suelen pedir avalistas en sus operaciones de financiación, la idea es la de aportar mayores ingresos a la operación.

 No solo eso, con la aparición del avalista en caso de impago la entidad bancaria aumenta las posibilidades para recuperar el capital prestado ya que no solo podrá embargar a una persona sino a dos o más (según los avalistas que hubiera aportado el solicitante)

 Los avalistas son usados de manera general en los préstamos personales también llamados préstamos sin aval mientras que los avales son usados en los préstamos hipotecarios, préstamos sobre vehículos, sobre barco… en los préstamos de capital privado e hipotecas bancarias.

 Analista en préstamos rápidos

Avalistas y avales, diferencias

Avalistas y avales, diferencias

 Hoy en Grupo Avanza ante los errores que comenten algunos clientes en la tramitación de préstamos rápidos creemos necesario escribir un artículo mostrand

cripto

es

https://enprestamo.es/static/images/cripto-avalistas-y-avales-5922-0.jpg

2024-03-16

 

Avalistas y avales, diferencias
Avalistas y avales, diferencias

 

 

Top 20