Préstamos con carencia total

 

 

 

En el mercado de la financiación uno de los créditos que nos podemos encontrar son los préstamos con carencia total.

No es un tipo de préstamo habitual todo hay que decirlo pero es algo que podemos ver sobre todo en los préstamos entre particulares.

A través de estos créditos rápidos es donde podemos ver la importancia de estos productos desde el punto de vista de los clientes.

Porque son las personas las que al final acaban por elegir que préstamos son los ideales para ellos.

Decir también que es importante no confundir los préstamos con carencia total con aquellos créditos con carencia de capital.

Son cosas muy diferentes siendo lo que vamos a ver a continuación.

 

Por supuesto también tendremos que diferenciarlos con los préstamos con carencia parcial siendo la única diferencia el hecho de que la carencia no es al 100%.

Préstamos con carencia total ¿Qué son?

Son créditos en donde los clientes obtienen una carencia en la cual no tienen que pagar absolutamente nada, ni capital ni intereses.

No es como la carencia de capital vista habitualmente en los préstamos privados con aval de inmueble en donde los clientes solo pagan intereses durante un tiempo.

En los créditos con carencia total los clientes no pagan nada durante el tiempo de carencia.

Por eso se les llama de esta forma siendo un tipo de financiación ideal para unas cuantas situaciones.

No obstante desde Grupo Avanza son varias las cosas las que tenemos que decir acerca de este tema.

La principal es el hecho de que muchas veces los préstamos con carencia se obtienen tras una situación financiera compleja.

Me explico, no todos los que acaban con préstamos con carencia total es porque lo hayan querido tramitar de esta manera sino porque han tenido que renegociar con la financiera para evitar el impago.

Algo que además vemos muchas veces en las entidades bancarias.

¿Un banco realiza préstamos con carencia total?

No lo hace, solo plantea este tipo de posibilidad una vez ya ha firmado un crédito y considera su cliente no puede hacer la devolución habiendo además motivos más que justificados.

Como siempre hacemos en nuestra empresa y para explicar las cosas de la mejor manera posible pondremos un ejemplo.

Sandra tiene un préstamo hipotecario firmado hace 10 años.

Acaba de perder su puesto de trabajo encontrándose con problemas para hacer frente a la hipoteca.

Lógico por otra parte ya que sin ingresos con los que pueda pagar la cuota mensual es complicado que pueda hacerla frente.

En consecuencia Sandra o bien el mismo banco plantean la posibilidad de firmar una carencia total durante algún tiempo.

Hay bancos que este periodo de carencia lo ponen a corto plazo, otros ofrecen varios años.

Lo que es seguro es que si la entidad bancaria os ofrece la posibilidad de poder convenir un préstamo con carencia total tenéis que aprovecharlo.

En este caso a Sandra lo que le recomendaríamos desde nuestra empresa es que venda el bien inmueble para con ello cancelar la hipoteca.

Con el margen de tiempo que le ha dado el banco para poder solventar su problema financiero es justo lo que debería de hacer.

No hacer nada o pensar que de aquí a poco encontrara trabajo es jugársela a una sola carta.

En nuestra opinión siendo conservadores lo que tendría que hacer aquí es poner a la venta su propiedad inmobiliaria para que antes de que acabe el periodo ya no tenga ese problema.

¿Qué crees que pasara si Sandra no ha conseguido solventar su problema habiendo terminado el periodo de carencia?

Pues que la financiera ya no le volverá a conceder ninguna carencia, si no puede pagar la hipoteca esta acabara impagada con las consecuencias que eso genera.

Ventajas de los préstamos con carencia total

Básicamente que durante un periodo de tiempo no tenemos que pagar ninguna cuota de dinero por el crédito recibido.

Fuera de eso no hay ninguna otra ventaja.

Créditos con carencia total ¿Dónde los podemos encontrar?

Los bancos este tipo de financiación no la ofrecen no queriendo decir esto que no la puedan firmar.

Porque si lo hacen, pero básicamente con clientes que ya han firmado algún crédito con ellos encontrándose en una situación económica delicada.

Lo que hacen las entidades bancarias es en caso de ver que algún cliente tiene problemas para pagar las cuotas (no en todos los casos) es negociar con ellos para buscar una solución al problema.

Y una de las soluciones financieras más solicitadas por parte de los clientes es la de la carencia.

Las empresas que por el contrario si pueden llegar a ofertar préstamos con carencia total son las financieras particulares.

Son estos negocios dedicados a firmar préstamos entre particulares los que pueden llegar a ofertar esta financiación.

El mejor ejemplo lo tenemos en nuestra empresa siendo el préstamo liquidez hasta venta.

Se trata de un préstamo hipotecario a corto plazo (1 año) en donde durante el periodo del crédito el cliente no tiene que pagar nada.

Es pues un préstamo con carencia total ya que la devolución se hace al finalizar el plazo de vencimiento.

Porque aunque tenga carencia el préstamo se devuelve de igual forma, la diferencia radica en cómo se hace la devolución del mismo.

Así pues estos son algunos de los préstamos con carencia total que podemos ver en el mercado.

Analista en préstamos rápidos y préstamos urgentes

Préstamos con carencia total

Préstamos con carencia total

En el mercado de la financiación uno de los créditos que nos podemos encontrar son los préstamos con carencia total.

cripto

es

https://enprestamo.es/static/images/cripto-prestamos-con-carencia-total-6881-0.jpg

2024-02-24

 

Préstamos con carencia total
Préstamos con carencia total

 

 

Top 20